Peligros y ventajas de hacer autostop

Cuando hablamos de hacer autostop, hacemos referencia a esa práctica antigua de acudir a la solidaridad de los conductores para  que nos lleven de manera gratuita a ese lugar a donde se dirigen. Por supuesto no se trata de nada novedoso, pero sí de una costumbre que como todo, tiene sus partes buenas y no tan buenas. Así las cosas, los peligros y ventajas de hacer autostop, corresponden a información que debe tenerse muy en cuenta.

Pararse en medio de la carretera y “levantar el dedo” para que alguien nos transporte, es algo que no debe tomarse a la ligera, por lo tanto vale la pena revisar lo siguiente.

Autostop, lo bueno y lo malo

Si empezamos por lo positivo, por supuesto que lo primero que se viene a la mente es el ahorro de dinero ya que estamos mencionando una alternativa netamente gratuita. Por otra parte, está el tema de socializar con nuevas personas y llevar a cabo intercambios de opiniones que incluso pueden dar lugar a una relación de amistad, la rápidez del traslado es otro aspecto a resaltar.

Respecto a los peligros que el autostop puede acarrear, el riesgo implícito que dispone el subirse al coche de un desconocido, muchas veces puede crear las condiciones para la vivencia de malas experiencias por parte tanto de los conductores como de los viajeros que se recogen. De ahí que se insista en tomar las precauciones necesarias y de ser el caso ignorar la petición en caso de que el individuo no inspire confianza.