Viajar, el mejor remedio contra la ansiedad

En plena era de los antidepresivos y todo tipo de medicación para calmar los trastornos de ansiedad, a veces se nos pasa por alto que no es necesario recurrir a la química para lograr determinados efectos.

La mayor parte de estos tratamientos se basan en la administración de sustancias que estimulan o bloquean determinadas hormonas, con el fin de revertir los efectos de la ansiedad. Es decir, en la mayoría de casos no estamos consiguiendo el resultado deseado gracias a una sustancia externa, sino mediante la reducción o el aumento de la producción de otras que ya están presentes en el organismo.

viajar remedio ansiedad

Desde ese punto de vista, es fácil deducir que viajar puede ser uno de los mejores remedios para combatir todo este tipo de dolencias emocionales. Viajar nos pone alertas, el descubrimiento de lugares y nuevas sensaciones estimula los mecanismos de recompensa y nos proporciona ese bienestar que tanto echábamos en falta.

Si alguna vez has viajado, sabes perfectamente de qué sensación se trata. Entonces, ¿Por qué no utilizar los viajes como terapia para situaciones de este tipo?

En lugar de visitar médicos y atiborrarte a pastillas, viaja. Vive experiencias. Conoce personas nuevas. Recorre lugares cuya belleza te deje con la boca abierta. Explora.

Viajar es un excelente remedio contra el decaimiento. Es imposible pensar en aquello que te angustia cuando cada día es una nueva aventura. La Naturaleza nos sorprende de mil formas cada día, demostrándonos lo grande que es la vida, y con ello, lo pequeños que son en realidad nuestros problemas.

El donde no es importante. No necesitas unas vacaciones en el Caribe a todo lujo para olvidar que te sientes mal, un viaje a las islas Canarias te ofrecerá el mismo efecto, y te costará mucho menos.

¿Qué ahora mismo no tienes dinero para viajar? Eso tampoco debería ser un problema. Siempre puedes pedir un pequeño préstamo personal a una empresa de microcréditos como Prestamosahora.es y obtener hasta 800 euros en unos minutos. Tienes 30 días para devolver ese dinero, y cuando regreses de tu viaje con un ánimo renovado y más ganas de vivir que nunca, te parecerá la mejor inversión de tu vida.

Por supuesto tienes la opción de seguir lamentándote y tratar de aliviar tu angustia con medicamentos, pero, francamente, está bastante claro que entre ambas opciones, no hay color.

¿Quieres sentirte mejor? simplemente, ¡Viaja!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *