Tipos de pulgas y sus peligros para el hombre

Las pulgas son insectos saltarines y de cuerpo aplanado que al no tener alas se valen de habilidades como la agilidad y la rapidez para pasar desapercibidas a la vista, se catalogan con parásitos externos ya que consiguen su alimento extrayendo la sangre de quienes incluso sin saberlo les sirven de hospedaje, para ello acuden a su mecanismo bucal el cual puede compararse con una especie de tubo.

Ciertamente, hablar sobre los tipos de pulgas y sus peligros para el hombre equivale a un medio para mantenerse alerta y protegerse de la posibilidad de su infestación en el hogar, pues a pesar de su tamaño diminuto lo cierto es que la pulga dispone de toda la capacidad necesaria para ser un potente transmisor de enfermedades.

Los tipos o especies de pulgas

De tonalidad café rojiza, cubiertas de pelo microscópico y ligeramente brillantes, hasta el momento se han identificado un poco más de 1900 especies de pulgas, por lo que en esta ocasión hablaremos exclusivamente de las más comunes.

  • La pulga del gato: a pesar de su nombre, este tipo de pulgas no habitan exclusivamente en este animal doméstico, también pueden ser encontradas en perros, caballos, conejos e incluso en las personas. Champús específicos, cremas tópicas y limpieza exhaustiva de pisos, mantas y demás hacen parte del tratamiento para su erradicación.
  • La pulga del perro:  los hospedadores de esta pulga no son los perros exclusivamente ya que también pueden encontrarse en gatos y además pueden morder a las personas. Sobre ellas se sabe que nunca se van voluntariamente, por lo que de no ser removidas permanecen hasta completar su ciclo de vida.
  • La pulga de las aves: tal y como las demás, se multiplican con extrema facilidad. Se camuflan en los nidos esperando el momento preciso para alimentarse de la sangre de las aves.
  • La pulga del hombre: recibe este nombre debido a que en épocas pasadas la falta de higiene en las personas provocaba su aparición, al cambiar esto, esta especie ahora habita en el ganado y algunas veces en los perros.

Peligros de la picadura de pulga en humanos

Normalmente las picaduras de pulgas además de dejar huella en la piel con sus características ronchas rojas, suelen desencadenar una reacción inmediata de gran comezón en el área. Esto es algo que en algunos casos puede agravarse un poco convirtiéndose en dermatitis alérgica, por lo que se debe vigilar su evolución.

Se sabe de algunos casos de la transmisión de la tenia de perro, peste bubónica y de aquella enfermedad bacteriana conocida como arañazo de gato.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *