Taquipnea transitoria y tasa de mortalidad de recién nacidos

La taquipnea transitoria en recién nacidos consiste  en el aumento de la frecuencia respiratoria a causa de la no eliminación del líquido (edema) que durante el proceso de gestación él bebe tiene en  sus pulmones y que debería eliminarse o reabsorberse de forma natural al momento de su alumbramiento o parto.

Un niño recién nacido debe tener una frecuencia respiratoria que oscile entre las 40 y 60 respiraciones por minuto. Cuando supera este rango de valores se habla de taquipnea transitoria. Lo peligroso de esta afección es que genera fatiga de los músculos respiratorios y en algunos casos puede provocar que el neonato deje de respirar repentinamente.

Posibles causas de la taquipnea

Se genera principalmente por la falta de oxígeno en el sistema respiratorio, sin embargo; puede tener diferentes causas entre las cuales figuran: asma, asfixia, enfisema pulmonar; problemas o patologías cardiacas, neumonía; alergias, embolias, infecciones pulmonares, obstrucción pulmonar crónica, coágulos de sangre en los pulmones, transitoria en el caso de neonatos.

Este padecimiento es muy común en los recién nacidos y requiere de suministros elevados  de oxigeno que ocasionalmente pueden desencadenar exceso de gases en el torrente sanguíneo del paciente. Todo bebé a término y nacido por parto debería reabsorber o eliminar el líquido de sus pulmones de forma natural, sin embargo, cuando su nacimiento se adelanta y son traídos a través de cesárea, existen probabilidades de que padezca de taquipnea.

Taquipnea y tasas de mortalidad de recién nacidos

Según cifras ofrecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el año 2016 el 46% de las muertes de niños menores a los 5 años correspondieron a  recién nacidos antes de que alcanzaran los 28 días de vida. En el mundo fallecieron 2.6 millones de niños durante el primer mes de nacidos  y las principales causas de su deceso estuvieron relacionadas con neumonía; asfixia, bajo peso, parto anticipado y falta de oxígeno para respirar al nacer.

De acuerdo a la OMS estos decesos suelen ocurrir dentro de la primera semana de nacidos y el grueso de ellos en países en vías al desarrollo; con escaso acceso a la atención médica. Resultaría conveniente entonces revisar estadísticas a objeto de determinar la relación que guarda con las elevadas tasas de mortalidad de neonatos en los últimos años y a causa de diversas complicaciones respiratorias entre otras. Para más informaión https://www.taquipnea.org/