Razones para evitar el uso de cotonetes en los oídos

Si bien usar cotonetes para limpiar los oídos es una práctica muy extendida, lo que muchas personas desconocen es que se trata de una acción que puede ser bastante contraproducente ya que desencadena una buena serie de peligros para la salud. Lo anterior se ha podido establecer gracias a las investigaciones de expertos en otorrinolaringología, que ha concluido que los hisopos o cotonetes definitivamente no son los mejores aliados de la salud de los oídos.

Aunque ciertamente la higiene es algo muy importante, lo que no se debe pasar por alto es que la cera tiene una labor específica ya que además de lubricar protege el canal auditivo, asimismo, está el hecho de que al usar el cotonete de algodón lo que se hace es empujar la cera hacia adentro bloqueando las vías y corriendo el riesgo de perforar el tímpano.

La manera correcta de limpiar los oídos

Básicamente no es necesario insertar nada en el oído para limpiarlo, a menos que quien lo haga sea el médico. Las personas desde casa, podemos simplemente utilizar una toallita para limpiar el exterior y en caso de taponamientos lo correcto será consultar para no exponerse a malos ratos posteriormente.

Debido a que el exceso de cera puede conducir a presentar síntomas tales como picazón, pérdida de la audición, zumbidos y ruidos extraños, los remedios caseros suelen aparecer como el arma secreta, pero lo más responsable será siempre acercarse donde un profesional de la salud que examine la zona y recomiende específicamente lo que se requiere para aliviarla.