¿Qué es la meditación?

Esta práctica tan conocida en todos los ámbitos del planeta, tanto religiosos como deportivos, es una disciplina a través de la cual una persona logra poner en ejercicio la mente hasta inducir voluntariamente la conciencia, puede ser para adquirir cierto conocimiento, alcanzar un beneficio de salud, entre otras cosas.

Un Concepto Amplio

Este término popular hacer referencia a una gran cantidad de formas que tienen un mismo fundamento, la relajación, practicar la tranquilidad física para encontrar fortalecer o hacer grande la energía interna, también llamada la fuerza vital, en distintas culturas este poder adquiere varios nombre como chi, ki, Qí, prá na, etc.

La Belleza de la Meditación

Este selecto ejercicio, bastante difícil de poner en práctica para ciertos temperamentos o caracteres, tiene un trasfondo, pretende crear en el interior del ser, el amor, la pasión por la vida, la compasión, el perdón, la dadivosidad, el sentimiento de satisfacción en la colaboración, la concentración superior y la felicidad en cada labor que se ejecute en la vida, así como alcanzar el bienestar en las labores más sencillas y cotidianas. La meditación no es una religión ni una doctrina,

Definición de Meditación

La palabra nace en el occidente, tomada del latín meditatío, lo que se refería un una práctica intelectual antigua, a diferencia de la palabra contemplación que hacia referencia a una práctica espiritual y religiosa, por lo que la meditación ahora tiene un poco de ambas palabras.

En el siglo pasado la palabra meditación adquirió un sentido que hace referencia a la adquisición de espiritualidad, en el hinduismo, el budismo y en otras prácticas se hace notar este sentido, tanto en las culturas occidentales como orientales, se sabe que la meditación es muy antigua.

Concluiremos destacando que la meditación cumple con ciertas características fundamentales, lo primero es el poder de concentrarse ante la realidad de momento y el lugar, esto conlleva a la segunda, que es la experiencia de sentir la apropiación de la mente en plenitud, desapareciendo incluso la sensación física, esto se acompaña de la respiración como único sonido interno, entre otras.