Picaduras de ácaros, enfermedades y dermatitis

Existen diversos tipos de picaduras de ácaros; probablemente las más conocidas o comunes son las que producen los ácaros de cosecha que se caracterizan por ser ubicuos y en consecuencia muerden, se alimentan de la piel humana y luego se desprenden al terminar. En los Estados Unidos de Norteamérica se atribuye la transmisión de Tifus de las malezas a estos diminutos insectos.

Quizás lo más peligroso de los ácaros es precisamente que por su pequeño tamaño son prácticamente imperceptibles a simple vista, sobre nuestra piel y de allí que en ocasiones no nos demos cuenta que éstos se encuentran presentes en nuestros hogares y alimentándose de nosotros.

 Ácaros y dermatitis

De las especies de ácaros que pican y penetran la piel hay una de ellas que transmite la escabiosis y los de tipo demodex son los responsables de lesiones de la piel asociadas a la dermatitis y la sarna; ello puede influir en cómo acabar con las chinches.

Los ácaros de pájaros generalmente son quienes la mayor parte de las veces pican a los humanos y forman parte del grupo de  ectoparásitos de aves, roedores o mascotas asociados con materiales de plantas o con alimentos que se encuentren almacenados.

La dermatitis alérgica es causada por varias especies de ácaros que se asocian a alimentos almacenados tales como granos y quesos entre otros; estos no suelen picar sino dejar lesiones visibles en la piel conocidas como dermatitis. Los ácaros de polvo o mejor conocidos como ácaros en la cama no muerden sino que se alimentan de las células descamadas de la piel de los humanos que va quedando sobre las almohadas y colchones o sobre el suelo.

Tratamiento de picaduras de ácaros

Estos insectos son parásitos diminutos que se adhieren a los humanos al caminar por la vegetación infestada o al descansar cuando son de polvo y habitan en nuestros colchones y almohadas. Los que pican son los de vegetación y pueden hacerlo en diversas zonas del cuerpo en las que la piel sea fina, como por ejemplo tobillos, cintura, ingle, axilas o detrás de las rodillas.

Algunas recomendaciones para aliviar los síntomas de estas picadas, son:

  1. Tomar duchas de agua fresca que alivien la sensación de escozor o ardor.
  2. Aplique tan pronto como sea posible una crema de hidrocortisona para aliviar la picazón.
  3. Ingiera un antihistamínico para prevenir o combatir cuadros alérgicos que se puedan presentar después de la picadura.