Los riesgos del abuso de laxantes

Bien sea para tratar problemas de estreñimiento o quizás para apoyar algún tipo de proceso de adelgazamiento, lo cierto es que el consumo de laxantes es una alternativa bastante viable para miles de personas pues encuentran en estos medicamentos soluciones pertinentes para sus distintas necesidades. Sin embargo, lo que no se debe pasar por alto es que de manera errónea, algunos optan por abusar de estos recursos, sin considerar que aunque obtengan resultados que suelen ser pasajeros, realmente se están poniendo en peligro su salud.

Abusar de laxantes, representa dar lugar a una serie de efectos adversos que tarde o temprano empiezan a generar una serie de síntomas tal y como si se tratara de una sobredosis con sus respectivas consecuencias adversas.

Identificar un abuso de laxantes

Exagerar con los laxantes suele dar lugar a señales tan preocupantes como episodios casi que interminables de diarrea, irritación en los intestinos, hinchazón abdominal, inadecuada absorción de nutrientes, cólicos abdominales, dolores de cabeza, debilidad muscular, deshidratación y heces con sangre entre otras cosas.

Consultar con el médico es una medida responsable para establecer el tipo de laxante que se precisa y el tiempo prudente que este debe consumirse. Cabe señalar, que estudios recientes han determinado que el abuso de laxantes estimulantes ocasiona daños neuronales profundos en el segundo cerebro del cuerpo humano, es decir en el intestino, por lo tanto, se trata de un tema bastante delicado en el que no se debe actuar por impulso o por la recomendación de un conocido pues lo que está en juego es el bienestar.