Las pinturas ecológicas y sus beneficios para la salud

Cuando se trata de la renovación de paredes y techos o de cualquier espacio, el tema del color y más específicamente de la pintura siempre merece gran atención ya que para fortuna de todos, esta es una industria que cada vez ofrece más y mejores alternativas enfocadas en el bienestar. Así pues, hablaremos sobre las pinturas ecológicas y los buenos resultados que hacen posible sus componentes, los cuales, por cierto, son cada vez más responsables con el cuidado de la salud y del medio ambiente.

Puesto que comprar pinturas online es cada vez una labor más sencilla y como prueba de ello, tenemos las facilidades que propone la Ferretería en Vigo, veremos entonces con algo de detalle su composición y efectos positivos.

¿Qué son las pinturas ecológicas?

Gracias a la evolución de la conciencia medioambiental que ahora acompaña a la sociedad, las pinturas a base de agua empezaron a tomar gran relevancia y fueron estas las que más tarde dieron paso a esa invención que ahora llamamos pintura ecológica y que se distingue por presentar emisiones mínimas de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) e Hidrocarburos Aromáticos Volátiles, al igual que de residuos volátiles y sustancias que representen peligro para la salud y el ambiente.

Puesto que no se fabrican con derivados del petróleo, es posible distinguir dos tipos principales en función de su origen: las de origen vegetal y las de origen mineral. Como parte de sus ventajas, podemos distinguir el hecho de que puedan crear una capa porosa por la que transpiran las paredes, y que consigue una respiración natural de la casa, además de evitar la aparición de grietas que tengan que ver con la presencia de hongos y bacterias.

¿Por qué son buenas para la salud?

En primera instancia, su gran punto a favor es que esta variedad resulta perfecta para evitar los problemas asociados a las alergias y otros más de tipo respiratorio. El hecho de que sean transpirables, les permite eliminar bacterias y gérmenes, absorber malos olores y purificar el aire siendo esto de gran valor para el equilibrio de la salud.

Finalmente, además de ser biodegradables, nos encontramos con que las pinturas ecológicas a causa de su composición mineral, nunca van a desprender gases tóxicos en caso de incendio, lo que es ya de entrada una razón de peso para hacerlas parte tanto del hogar como de la oficina y de todos aquellos lugares en los que habitamos.