Las grandes religiones del mundo

Si bien no es posible determinar una cifra exacta respecto a la cantidad de religiones que existen en la actualidad, de acuerdo al número de seguidores se puede llegar a distinguir las denominadas grandes religiones del mundo, sistemas de creencias generalmente muy antiguos que pueden ser clasificados a groso modo a partir del monoteísmo y politeísmo.

Aunque ciertamente, todas estas religiones buscan alimentar la espiritualidad del ser humano, existen importantes diferencias principalmente en el manejo y jerarquía que se les otorga a sus dioses, un aspecto del que se desprenden rasgos culturales que se expresan a través de todo tipo de tradiciones y costumbres.

Principales religiones del mundo

  • Cristianismo: es una religión monoteísta por excelencia ya que reconoce la existencia de un único Dios. Dispone de la mayor cantidad de adeptos alrededor del planeta y se distinguen tres derivaciones: católicos, protestantes y ortodoxos; su libro sagrado es la Biblia.
  • Islam: se sustenta en el libro del Corán y es completamente monoteísta ya que reconoce a Alá como Dios supremo. Sus seguidores reciben el nombre de musulmanes y cabe señalar que no solo estamos hablando de una religión, se trata de una influencia que abarca lo político, legal y económico.
  • Judaísmo: Yahvé es el dios creador, se sigue principalmente en Israel con la Torá como libro sagrado.
  • Hinduismo: hace para de las religiones politeístas por excelencia, la India se establece como su cuna y aunque no existe un dios fundador como tal, una realidad llamada Brahman es la que rige; se reconoce la reencarnación como una manera de trascender y asimismo se cree en el karma, ley de causa y efecto.
  • Budismo: las naciones asiáticas suelen ser las que más adoptan la fe fundada por Buda Gautama, promueve la búsqueda de la paz interior, da gran importancia a la conducta ética y al cultivo de la mente y el corazón.

Otras religiones que llaman la atención

Las religiones que emanan de los pueblos indígenas son no solo numerosas sino también bastante significativas pues son autóctonas y demasiado sentidas. Los pueblos africanos también dan cuenta de sistemas de creencias básicas, pero asimismo ancestrales que desprenden gran respeto y autenticidad.

Por otra parte, las religiones iraníes con sus muchas prohibiciones son altamente estudiadas ya que impactan de manera contundente en los grupos sociales que las prácticas y las asumen como formas de vida que simplemente no tienen punto de discusión; en definitiva, el sentir religioso del hombre es un mundo demasiado nutrido del que brotan toda clase de tendencias y variantes.