El particular protocolo de las bodas reales inglesas

Muchos son los detalles que hacen parte de la organización de una boda real, pues lo cierto es que estos eventos han pasado a convertirse en celebraciones mediáticas que son sello ante el mundo de la monarquía británica y que por lo mismo se distinguen por su complejidad y estrictas maneras implementadas con la idea de definir la manera apropiada de comportarse en sociedad ante estas circunstancias públicas.

Considerando que las bodas reales en Inglaterra disponen de la más rígida etiqueta, veamos con algo más de detalle un poco de lo que allí se pide, teniendo que ser respetado sin importar lo que suceda.

El protocolo de una boda real

  • Llevar uniforme militar: para esta ceremonia, es una regla de todos los hombres pertenecientes a la familia real luzcan a manera de traje, el uniforme militar.  Esta norma empezó a ejecutarse a partir del matrimonio de la reina Victoria con el príncipe Albert.
  • A la hora de comer: las mesas siempre estarán vestidas con manteles blancos que se acompañan con cubiertos de plata. Los alimentos se sirven de manera directa en el plato de cada comensal y no está bien visto poner sobre la mesa bolsos, teléfonos y demás accesorios.
  • El pastel: por tradición, este postre siempre debe ser de frutas, es por ello que en el matrimonio del Príncipe Harry y Meghan Markle por ejemplo, el sabor seleccionado fue de limón.
  • El ramo de la novia: por iniciativa de la reina Victoria, una flor de mirto siempre debe hacer parte del ramillete.