El hipoclorito de sodio y sus aplicaciones

Utilizado tanto a nivel industrial como en hogares, el hipoclorito de sodio es un compuesto químico cuya formula es NaOCl, históricamente se tiene registrado que su uso como blanqueador inicia gracias a la labor de Claude Louis Berthollet quien tras investigar optó por sacar partido a esta propiedad. Entre los nombres alternativos de este compuesto que es ciertamente oxidante, sobresalen: clorox, blanqueador desinfectante, agua de javel y cloro.

En su fórmula química sobresale un catión Na+ y un anión ClO–. Se sabe también que los iones Na+ sienten atracción electrostática por los iones ClO–, estos últimos adoptando una estructura tetraédrica con una hibridación sp3. En cuanto a hipoclorito de sodio usos, a continuación, se explican de manera detallada.

Aplicaciones del Hipoclorito de Sodio

  • Industria: en buen ejemplo seria la industria petrolera quien emplea este químico en la etapa de refinación, asimismo para la desinfección y esterilización de espacios de trabajo, esto último sacando partido de su propiedad de acabar con una amplia variedad de microorganismos.
  • Tratamiento de aguas: por ser un gran oxidante, se ocupa bastante en los procesos de potabilización del agua, al ser bactericida también es requerido al momento de tratar aguas residuales. Tanto de forma líquida como en pastillas, es perfecto para el mantenimiento de las piscinas.
  • Hogar: los cuartos de baño, cocinas y en general todos los espacios de la casa se benefician bastante de incluir este químico a la hora de limpiar ya desodoriza y desinfecta, asimismo, al ser blanqueador es bastante usado en el lavado de prendas que precisen de esta acción.
  • Blanqueador de textiles: posiblemente esta sea una de sus aplicaciones más conocidas y es que lo cierto es que es bastante eficiente al respecto, de ahí que se usado en centros de atención médica para el lavado de la ropa de cama blanca que por los distintos procedimientos puede mancharse con distintos fluidos.
  • Terapia de endodoncia: para los tratamientos de canal de la raíz del diente, el hipoclorito de sodio es utilizado en pequeñas cantidades mezclado junto a otros químicos para lograr disolver los posibles tejidos necróticos.

Un gran agente oxidante

Sin lugar a dudas, el hipoclorito de sodio es un agente oxidante bastante fuerte, especialmente por la presencia de anhídrido, el cual ejerce presión para reducir los aniones cloruros. Se ha establecido que en su punto más alto empieza a parecer cloro residual libre, además por esto mismo se insiste en que sea almacenado en envases de plástico y en metálicos.