El estudio más grande realizado por Australia: “GENES DE SALTO”

Los “genes de salto” fue una investigación realizada por científicos de la Universidad de Adelaida en Australia. Estudios que causaron un revuelo por el mundo al creerse una idea tan descabellada como la de ellos. Para muchos fue una locura que existiera la posibilidad de que el hijo se pareciera al amante anterior de la madre. Sin necesidad de considerar la teoría de la infidelidad, sino la transferencia generalizada de genes.

Estos son conocidos como retrotransposones, el cual su función es copiar alrededor de los genomas de una especie con otra. Siendo así propiamente visto como una creencia alentada por una curiosa observación en común: el parecido. Posteriormente, crearon la ideología de que los hijos pueden parecerse a la pareja anterior de la madre en lugar de su progenitor. Hecho que no es nuevo, desde épocas antiguas de la historia ya tenían conocimiento respecto a lo acontecido.

Se explicaría de acuerdo a lo que Weismann proponía: podían quedar óvulos inmaduros en el ovario después de la primera unión sexual con los espermatozoides. Estos ocasionarían una impregnación en su formación ante la siguiente unión. La primera impregnación tiene entonces más probabilidades de intervenir en la hembra que sus relaciones posteriores. En parte porque las impregnaciones posteriores compartirían genes de las anteriores. El argumento en el caso con las embarazadas es igual, su expresión en los genes va variando, mientras que el ARN de los espermatozoides puede alcanzar los óvulos inmaduros.

Este hecho no solo sucede con seres humanos, sino también cuando se trata con plantas y animales. Es parecido, los genes actúan como pequeñas piezas de ADN que se copian en el genoma. Un estudio publicado por la revista Ecology Letters demuestra que puede darse en moscas. Científicos australianos cruzaron moscas inmaduras con machos grandes, haciendo el mismo procedimiento con pequeños. El resultado fue que engendraron la descendencia de la anterior pareja sexual. Una interesante parte de estas investigaciones científicas que recibe el nombre de telegonía.