Conozca qué es la ortopnea

Resultando un poco difícil de describir y si se quiere de entender, la ortopnea es un trastorno que, aunque corresponde a una sensación no tangible, resulta de gran cuidado ya que estamos hablando básicamente de la gran dificultad que se presenta para respirar al estar acostado. Contario a la disnea, donde el “ahogo” suele darse por episodios, la ortopnea es completamente específica al surgir únicamente cuando el individuo se tumba o asume la posición decúbito supino (acostado boca arriba).

Así pues, la definición de ortopnea se concentra en la falta de respiración al estar tumbado, algo que paradójicamente experimentan muchas personas sin saber que la molestia como tal tiene un nombre y en consecuencia un respectivo tratamiento, pues al afectar la capacidad respiratoria, estamos hablando de algo serio ya que el individuo básicamente puede morir mientras duerme por asfixia.

Causas de la ortopnea

El hecho de que deje de ser una opción el acostarse en una posición recta por la falta de aire que ello representa, se explica a partir de una serie de factores que pueden ser internos y externos. Así pues, las insuficiencias cardiacas aparecen en un primer plano seguidas por las enfermedades pulmonares crónicas asociadas la imposibilidad de redistribuir los líquidos y las diferentes inflamaciones que pueden surgir debido a ello, la apnea del sueño, la obesidad y los ronquidos también potencian el surgimiento de la ortopnea.

El trastorno de pánico también puede ser un desencadenante y es que las enfermedades de carácter psicológico disponen de toda la fuerza suficiente para desequilibrar el organismo.

Diagnóstico del problema y tratamiento

De la mano del médico a cargo, el paso inicial será armar una historia clínica muy completa en la que se hagan evidente las enfermedades subyacentes entre las que seguramente se encontrará el detonante de esta problemática. Un buen examen físico en el que se valore el estado del tórax, quizás un electrocardiograma y análisis de sangre, seguramente serán parte del proceso que conduce a establecer una solución.

En cuanto al tratamiento para la ortopnea, como es de intuirse, se tratará la causa como tal así que este puede variar en función de las características particulares del paciente. Medicamentos como los corticoides suelen ser bastante efectivos, además de los que son aptos para facilitar la eliminación de líquidos.

Quienes tengan sobrepeso deberán incrementar la actividad física pues el esfuerzo del organismo por los kilos extras influye en el incremento de la complicación.