Cómo saber si hay chinches de cama en el hotel

En cuanto a tipos de chinches, evidentemente los chinches de cama son la especie que más incomoda y tiene que ver con el ser humano, es por ello que se han hecho grandes esfuerzos para conocer un poco mejor este tipo de insecto y así establecer métodos adecuados y efectivos para controlarlos.

Una vez se empieza a indagar con algo más de detalle respecto a de dónde salen los chinches de cama, las habitaciones de hotel aparecen inmediatamente como uno de los principales focos de propagación y es que el hecho de que viajeros de todas las nacionalidades puedan habitar un mismo espacio brinda todas las facilidades para que estos insecto entren a las maletas como polizontes y se extiendan por todo el mundo.

Detectar chinches en el hotel

Tanto si se trata de un hospedaje de lujo como de uno modesto, la verdad es que a todos pueden llegar los chinches para alimentarse de sangre caliente y apoderarse del espacio. Para comprobar si existe una infección de chinches en el sitio donde vas a pasar la noche, puedes empezar por revisar minuciosamente el colchón, ropa de cama, cortinas, alfombras, mobiliario e incluso instalaciones eléctricas, debes observar con gran cuidado ya que durante el día prefieren esconderse en pequeñas hendiduras o aquellos rincones a los que no tenemos acceso fácilmente.

Señales como olor desagradable en el cuarto, pequeñas manchas oscuras en el colchón y demás elementos al igual que rastros de su cambio de piel pueden indicarte que se encuentran muy cerca. En caso de puedas asegurarte de su presencia es pertinente avisar inmediatamente a la administración no solo para un cambio de cuarto sino también para que procedan a la correspondiente desinfección.

¿Qué hacer si la habitación tiene chinches de cama?

Reiteramos que la primera medida deberá ser el informar a los encargados del lugar, luego de esto debe asegurarse de que además del cambio de habitación, su valija se encuentre a salvo y para ello se sugiere envolverla en plástico de tal manera que quede sellada para que estos insectos no ingresen en ella.

Por otra parte es fundamental que tanto la ropa como el calzado que usó mientras estuvo en el cuarto se laven con agua caliente y de ser posible se les pase vapor o sean aspirados. Así evitará convertirse en un agente propagador de esta plaga que con sus picaduras logra exponer a todos a distintos riesgos de salud.

 

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *