Algunas estrategias de lectura crítica

Puesto que las estrategias de lectura crítica buscan desarrollar competencias que requieren ser cultivadas, este proceso de construcción de significados, que es por si mismo el ejercicio de leer, siempre debe disponer de un propósito claro que integre la comprensión integral del texto para que la persona pueda emitir juicios y valoraciones con la correspondiente argumentación.

Considerando que la criticidad no es algo dado a las personas ni muchos a las sociedades, esta habilidad requiere del desarrollo de capacidades cognitivas superiores para su alcance, es así como la meta que se plantea consiste básicamente en producir una reflexión responsable que conduzca a la indagación, interpretación en profundidad y a la creación propia de un pensamiento o visión apoyándose en recursos tal y como los que se encuentran en https://estrategiasdelectura.com.

Habilidades que estimulan la lectura crítica

  • Descifrar el texto: en primera instancia, el lector debe ocuparse de identificar todo el vocabulario que le resulta desconocido para consultarlo y así poder favorecer la comprensión del texto de acuerdo a la intención del autor.
  • Contextualizar: tener conocimiento sobra la época en la que fue redactado el texto, al igual que el propósito e ideología del autor, es determinante para ubicarse adecuadamente frente a la lectura.
  • Valorar el texto: cuestionar la calidad de las fuentes de información al igual que la validez de los argumentos presentados, es esencial para que el receptor pueda quedarse con conceptos adecuados.
  • Relacionar la información: los conocimientos previos de la temática abordada son un excelente punto de partida para que ocurra la relación de datos y  la construcción de una postura.

Estrategias que fomentan el pensamiento crítico

Recursos tales como estimular la toma de decisiones, la ejemplificación de conceptos, la expresión metafórica, las comparaciones y el aprendizaje integrado son solamente unos cuantos de los medios que tienen los lectores a su disposición para activar el pensamiento crítico, que como bien mencionábamos al inicio es algo que se desarrolla con el tiempo y con los estímulos adecuados.

La inferencia, la interpretación y la evaluación siempre serán categorías de primer nivel que deben ser resueltas en medio del proceso de leer, esto por supuesto si realmente se desea acceder a nuevos conocimientos y dar paso a opiniones con los respectivos fundamentos. Por supuesto, todo lo anterior requiere de una sucesión de hechos de menor a mayor complejidad para que el individuo pueda ir superando uno a uno los obstáculos que seguramente ha de encontrar y que más tarde se convertirán en fuente de orgullo y satisfacción.

 

 

 

 

 

 

https://estrategiasdelectura.com